Buscar

M.I.PAZ: Una semilla de esperanza en el horror de la guerra en Ucrania



A pesar de que llevamos muchas décadas con el convencimiento de que el ser humano es capaz de “erigir los baluartes de la paz” (UNESCO), la violencia en todas sus formas, arremete contra nosotros continuamente y de manera especialmente dolorosa, en el horror de la guerra.

Con este fin, y con el deseo de realizar nuestra pequeña aportación a la Paz en Ucrania, nació nuestro proyecto M.I.Paz (Mujer, Infancia y Paz), y a pesar de que aun contamos con escasos recursos, hemos podido desarrollar la primera fase, realizada en territorio de frontera con Ucrania, en Polonia.


Un equipo de seis personas voluntarias, han parado sus vidas durante 10 días, cargaron con sus equipajes, llenos de ropa y materiales de primera necesidad; y, sobre todo, llenos de ilusión y, actividades planificadas, y pusieron rumbo primero a Cracovia, y después a Lodz.



Todo estaba planificado y perfectamente estudiado para salvar cualquier dificultad y

también, la barrera del idioma, y lograr la comunicación que se produce desde el encuentro, las emociones compartidas y los gestos. Ese lenguaje universal que nos conecta a las personas desde lo profundo y lo auténtico: las emociones, la conciliación y la esperanza eran los motores de cada instante…

Ver el brillo de la ilusión en los ojos de un niño o niña, y que esbozaran una sonrisa, justifican los desvelos y dificultades hasta llegar ahí.


Aún nos queda mucho por desarrollar: continuar enviando ropa, medicinas y material de primera necesidad; mantener los contactos con el territorio de frontera para detectar necesidades emergentes, y continuar dando respuesta rápida; acompañar a las familias, mujeres, niños y niñas; gestionar trámites y ayudas comunitarias; y quizás también, acoger a personas que busquen una alternativa de futuro en nuestro país.



Te seguimos necesitando para continuar sembrando esperanza en medio del horror de la guerra. Está en tu mano, en la mía, en cada un@ contribuir a dibujar sonrisas, o a despertar la ilusión… La paz es un proceso que se construye luchando contra actitudes de violencia y exclusión, en tu entorno, con tu pareja, tu familia, en la oficina, en la calle… Se trata de crear actitudes de diálogo, tolerancia, respeto, solidaridad… donde lo único que importa es la dignidad de la persona, su libertad y que pueda mirar al futuro con esperanza.



En definitiva, la búsqueda de lo que nos une, siempre nos hacer crecer como personas, y también como entidades… La FMA está creciendo con M.I.Paz, y crece en cada proyecto que sueña, y lucha por hacer realidad. Te necesitamos, contamos contigo… ¿te apuntas? ¡¡Únete!!