Buscar
  • FMA

Yo decido denunciar



Las chicas que residen en nuestros recursos no dejan de darnos lecciones, en muchos momentos, nos preguntamos de dónde nace su fortaleza, pero enseguida caemos, nacieron fuertes, y vivir les ha dado todavía más capacidad para superar situaciones que a otras/os nos desbordarían.


En el centro nº de 5 para mujeres jóvenes, gestionado por la FMA, sabemos de qué estamos hablando, nuestras jóvenes han sido capaces de denunciar a sus agresores, SI; denunciar con lo que ello implica, han querido y se atreven a decirles NO: “a mí no me vas a tratar mal y si lo haces, aunque me creas incapaz, no lo soy , me voy a defender de la única forma que puedo”.


“DECIDEN DENUNCIAR”


Siempre con el apoyo del Equipo, aunque lo difícil lo hacen ellas, acuden a la Policía, preferiblemente la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y Mujer. Policía Nacional), donde interponen la denuncia, provocándoles una re-victimización de los hechos ocurridos, tienen que volver a exponer ante desconocidos lo que ha pasado, abriendo el recuerdo traumático.

Si están identificados y localizados, el agresor o agresores, estarían presos en los calabozos (con mucha suerte), hasta que llega el juicio rápido y de nuevo, exposición al trauma. Son interrogadas, por un juez, fiscal y abogado defensor del agresor, les toca contar su verdad, se sienten nerviosas, expuestas, asustadas pero firmes en su declaración.


Y después de esta tensión, son abrazadas y reforzadas por el Equipo, felicitadas por lo bien que lo han hecho…ahora hay que esperar a la sentencia; tenemos sentencias favorables, sentencias condenatorias, sentencias injustas y hasta algunas extraordinarias Ordenes de Protección.


Da lo mismo lo que digan los jueces, para nosotras ya son las más valientes, capaces de frenar a personas que hacen daño a la sociedad, vencer su miedo y gritar con todas sus fuerzas NO, NUNCA MAS.