top of page
Buscar

Empoderadas porque sabemos cuidarnos



En la FMA hemos terminado el Ciclo de formación para profesionales en "Prevención Afectivo-Sexual", gracias a la imprescindible colaboración del Centro joven, su Director, Juan Madrid, nos proporcionó a las mejores profesionales para formarnos: Isabel Santamaría, médica-sexóloga y Miren Orbe, trabajadora social.


Además, también para las jóvenes de nuestros centros, hemos iniciado unos talleres de formación continua en “Salud afectivo sexual” impartidos por nuestro enfermero preferido del Centro Joven, Luis Álvarez.

Desde la FMA, creemos necesaria una mirada integral sobre salud sexual para contemplar y abordar las múltiples e interdependientes dimensiones que la forman. La afectividad y la sexualidad tienen una relevancia indudable en la juventud por las nuevas necesidades que surgen en ambas dimensiones e imponen constantes desafíos para las jóvenes y las profesionales que intervenimos diariamente con ellas.


La comprensión de esas diversas trayectorias hace que la intervención educativa vaya dirigida a dos líneas de actuación, una muy relevante que tiene que ver con lo emocional; experiencias de bienestar, satisfacción afectivo-sexual, deseo sexual, autocuidado, respeto, consentimiento, disfrute mutuo, etc. y otra más sanitaria donde deben contemplarse y conocerse los riesgos que pueden darse: embarazos no deseados e Infecciones de transmisión sexual.


Es imprescindible que las jóvenes integren que el autocuidado es de especial importancia porque son participantes activas en las experiencias afectivo-sexuales que viven y el hecho de tomar sus propias decisiones hace que la salud sexual esté en sus manos.


En los Centros para Mujeres Víctimas de Violencia de la Comunidad de Madrid, que gestiona la FMA, la intervención en prevención afectiva-sexual está dirigida a que las jóvenes logren:

  • Sentir empoderamiento a través del autocuidado de su salud sexual

  • Aprender a tomar la responsabilidad cuando tenemos opciones y oportunidades que nos lo facilitan

  • Conseguir un estado de bienestar físico, emocional, espiritual, mental y social en relación a su sexualidad

  • Entender la salud sexual, viéndola como una forma de vivir y no como algo que empieza y acaba con una visita a los servicios de salud o al hospital

  • Favorecer la resolución positiva de las situaciones que las jóvenes han de enfrentar en sus vidas para lograr un desarrollo afectivo-sexual saludable.



Los temas abordados en los talleres y la formación durante este ciclo han sido los siguientes:

1- Diversidad sexual y de género

2- Consentimiento vs Agresión sexual

3- Infecciones de transmisión sexual

4- Métodos barrera y anticonceptivos



Como veis, en la FMA seguimos sumando con nuevos profesionales colaboradores que nos ayudan a empoderar a nuestras jóvenes.


¡Gracias Juan, Isabel, Luis y Miren!



コメント


bottom of page