top of page
Buscar

"MWANGAZA", la Casa de las niñas y niños

¡¡¡Ya es realidad!!! Estamos de fiesta.
Fiesta grande, esa que te brota de dentro y contagia de felicidad.



Empezaba febrero de 2021, asumíamos un nuevo reto: continente nuevo, una realidad y cultura nueva, y muchos niños y niñas que esperaban….


Las casualidades de la vida… o un buen número de coincidencias en el tiempo y el espacio, que unen personas, situaciones y acontecimientos, hicieron posible llegar hasta Nakuru (Kenia), a menos de 200 kilómetros de la capital, Nairobi.


Como quien se acerca a lo desconocido, con inmenso respeto y cariño, fuimos conociendo la realidad, para poder soñar con nuevas oportunidades o impulsar las que ya existen… y se emprendió la construcción de un Centro para los niños y niñas.



Han pasado tres años justos, y MWANGAZA, ya existe, la Casa de los niños y niñas ya es una realidad. “Mwangaza” es una palabra en suajili, y significa LUZ, de esperanza, de ilusión, de fuerza y anhelos… para transformar la realidad.


Somos realistas, y sabemos que no podemos cambiar el mundo, pero si un niño sonríe con más fuerza, si una niña mira con ilusión y esperanza al futuro…. Habremos cambiado SU mundo.


En este centro, los niños y niñas, además de alimentarse, jugar, desarrollar habilidades, aprender para volver a la escuela… encuentran la confianza de que pueden lograrlo, el calor del hogar, el amor incondicional, la caricia y el abrazo que reconforta y dignifica, y encuentran que se les abre un futuro de posibilidades.


Así, el pasado 3 de febrero, Mons. Cleophas Oseso Tuka, obispo de Nakuru celebró la Eucaristía, y la Casa fue inaugurada y bendecida. Fue una explosión de alegría y fiesta, para toda la comunidad, para la ciudad, y para los niños y niñas que ocuparon un lugar protagonista, su lugar en esta Casa de Luz.


Es un edificio robusto, funcional y sostenible para ellos y ellas… una puerta abierta a la esperanza en Nakuru, un universo de oportunidades que se abre para muchos niños y niñas… Gracias a muchas pequeñas cosas, se consiguen las grandes… Gracias a tod@s los que habéis hecho posible que esta Casa sea una realidad.


Lo sabemos, aún queda mucho por hacer, hay que habilitar esos espacios, adecuarlos para que los niños y niñas puedan disfrutarlos: mesas, sillas, platos, vasos, cubiertos, colchonetas, juegos…


Pero sabemos que seguimos contando contigo, tú que has seguido cada uno de estos pasos, tú que estás leyendo estas letras, tú que nos conoces desde hace tiempo o ahora mismo… pero que, sin darte cuenta, te has contagiado de la LUZ que se irradia en Mwangaza y de la mirada y la sonrisa de est@s pequeñ@s... Esta Casa también tiene la puerta abierta para ti, y estos niños y niñas también cuentan contigo… ¡¡Te esperan!! Y si quieres, además, puedes sumar con nosotr@s, envía un bizum al 03028.


Comentarios


bottom of page